Why You Want to Stay Away from Certain Ingredients in Your Skin Care Products

Productos químicos a evitar

Manténgase alejado de ciertos ingredientes en sus productos para el cuidado de la piel

Introducción:

A medida que navegamos por los interminables pasillos de productos para el cuidado de la piel, cada frasco y botella promete una tez radiante y una juventud eterna. Sin embargo, no todos los ingredientes son iguales, y algunos pueden ser francamente dañinos para la piel y la salud en general. Comprender qué ingredientes evitar puede proteger la integridad de su piel, prevenir daños a largo plazo y contribuir al bienestar general. Vamos a sumergirnos en los detalles de estos polémicos Componentes Y por qué decir no a ellos podría ser una de las mejores decisiones para su rutina de cuidado de la piel.

1. Parabenos (metilo, butilo, etilo, propilo)

Cuáles son: Los parabenos son conservantes ampliamente utilizados en cosméticos y productos para el cuidado de la piel.

Por qué evitarlos: Estos productos químicos son conocidos por imitar el estrógeno en el cuerpo, lo que podría alterar el equilibrio hormonal. Los estudios han sugerido un vínculo entre los parabenos y los problemas reproductivos, así como un mayor riesgo de cáncer de mama. También pueden causar irritación y sensibilización de la piel.

2. Fragancias sintéticas

Cuáles son: Las fragancias sintéticas son aromas de ingeniería diseñados para hacer que los productos tengan un olor agradable.

Por qué evitarlos: El término "fragancia" puede ocultar un cóctel de cientos de productos químicos, incluidos los ftalatos, que son disruptores endocrinos conocidos. Estos pueden desencadenar reacciones alérgicas, dermatitis y potencialmente afectar el sistema reproductivo. Además, pueden provocar dolores de cabeza y mareos en personas sensibles.

3. Formaldehído y conservantes liberadores de formaldehído

Cuáles son: Estos conservantes se utilizan para prevenir el crecimiento microbiano en productos a base de agua.

Por qué evitarlos: El formaldehído es un carcinógeno conocido que también puede causar irritación de la piel y reacciones alérgicas. La exposición continua puede provocar problemas respiratorios y un sistema inmunitario debilitado.

4. Lauril sulfato de sodio (SLS) /Laureth sulfato de sodio (SLES)

Cuáles son: SLS y SLES son surfactantes que crean un efecto de espuma en limpiadores y champús.

Por qué evitarlos: Estos ingredientes pueden despojar a la piel de sus aceites naturales, lo que provoca sequedad, irritación y, a veces, dermatitis. Además, el proceso de fabricación de SLES puede conducir a la contaminación con 1,4-dioxano, una sustancia conocida por ser potencialmente dañina.

5. ftalatos

Cuáles son: Los ftalatos se utilizan para aumentar la flexibilidad de los plásticos en los cosméticos y también se encuentran en las fragancias.

Por qué evitarlos: Los ftalatos son disruptores endocrinos que pueden interferir con los sistemas hormonales, pueden causar defectos de nacimiento, y se han relacionado con un mayor riesgo de cáncer de mama.

6. triclosán

Cuáles son: El triclosán es un agente antibacteriano que se encuentra en muchos limpiadores y jabones.

Por qué evitarlos: El triclosán no solo puede contribuir a la resistencia a los antibióticos, sino que también se ha relacionado con trastornos hormonales y podría afectar la función muscular. La FDA ha prohibido el uso de triclosán en jabones antibacterianos, pero todavía se puede encontrar en algunos cosméticos.

7. Aceite mineral

Cuáles son: El aceite mineral es un subproducto del petróleo que se utiliza en una variedad de cosméticos para bloquear la humedad.

Por qué evitarlos: Si bien no todas las formas de aceite mineral son dañinas, el aceite mineral sin refinar o contaminado puede introducir toxinas en la piel. También puede obstruir los poros y exacerbar el acné en aquellos que son propensos a ella.

8. Glicoles de polietileno (PEG)

Cuáles son: Los PEG se utilizan en cosméticos como espesantes, disolventes y portadores de humedad.

Por qué evitarlos: Dependiendo del proceso de fabricación, los PEG pueden estar contaminados con óxido de etileno y 1,4-dioxano, los cuales son compuestos con riesgos para la salud conocidos, incluyendo el cáncer y la irritación de la piel.

9. Oxibenzona y octinoxato

Cuáles son: Estos productos químicos son ingredientes activos comunes en los protectores solares químicos.

Por qué evitarlos: Se han relacionado con trastornos hormonales y pueden causar blanqueamiento de los corales, lo que los hace tan dañinos para el medio ambiente como para la salud humana. También pueden desencadenar reacciones alérgicas en la piel y pueden contribuir al daño de las células de la piel cuando se exponen al sol.

10. Alcohol (Isopropil, SD Alcohol, Etanol)

Cuáles son: Los alcoholes se utilizan en productos para el cuidado de la piel por sus propiedades de secado rápido y para ayudar a que otros ingredientes penetren en la piel.

Por qué evitarlos: No todos los alcoholes son malos para la piel, pero los mencionados anteriormente pueden ser muy secos e irritantes, especialmente para los tipos de piel sensible o seca. Pueden alterar la barrera protectora de la piel, lo que lleva a la pérdida de humedad y una estructura debilitada de la piel.

Alternativas más seguras:

Afortunadamente, hay muchas alternativas naturales y más seguras a estos ingredientes cuestionables. Al elegir sus productos para el cuidado de la piel, busque ingredientes que sean suaves pero efectivos para promover una piel saludable.

La vitamina C es un poderoso antioxidante que ayuda a iluminar la piel y reducir la aparición de manchas oscuras e hiperpigmentación. También estimula la producción de colágeno, que puede mejorar la elasticidad de la piel y reducir los signos del envejecimiento.

El ácido hialurónico es un ingrediente hidratante que puede contener hasta 1000 veces su peso en agua. Ayuda a regordete e hidratar la piel, lo que resulta en una tez más suave y más joven.

Los extractos botánicos, como la manzanilla, el té verde y el aloe vera, son ingredientes suaves y calmantes que pueden nutrir y proteger la piel. Tienen propiedades antiinflamatorias y pueden ayudar a calmar la piel irritada al tiempo que proporcionan hidratación y antioxidantes.

Otros ingredientes beneficiosos para buscar incluyen niacinamida, que ayuda a mejorar la textura de la piel y reducir la apariencia de los poros, y péptidos, que pueden ayudar a estimular la producción de colágeno y mejorar la firmeza de la piel.

Leer las etiquetas y hacer su investigación:

Al comprar productos para el cuidado de la piel, es esencial leer las etiquetas y hacer su investigación. La lista de ingredientes puede ser abrumadora, pero tomarse el tiempo para familiarizarse con los ingredientes clave puede ayudarlo a tomar decisiones informadas.

Busque productos etiquetados como “libres de parabeno” y “libres de ftalatos”. Los parabenos y los ftalatos son químicos comunes utilizados en cosméticos y productos para el cuidado de la piel que se han relacionado con posibles riesgos para la salud. Al elegir productos que están libres de estos ingredientes, puede minimizar su exposición a productos químicos potencialmente dañinos.

Conclusión:

Si bien esta lista no es exhaustiva, evitar estos ingredientes puede ser un paso importante para proteger su salud. La salud de la piel. Es importante tener en cuenta que la concentración y el contexto en el que se utilizan estos ingredientes también pueden desempeñar un papel en su potencial de daño. Por ejemplo, algunos ingredientes pueden ser seguros en bajas concentraciones o cuando se enjuaga la piel, como en un limpiador. Sin embargo, como una precaución y una regla de oro para un enfoque holístico de cuidado de la piel, la dirección clara de estas sustancias cuando sea posible es prudente.

Cuando eliges excluir estos ingredientes de tu rutina, no solo estás protegiendo tu piel, sino que también estás apoyando un movimiento más amplio hacia prácticas de belleza más limpias y sostenibles. Aquí hay algunos pasos adicionales para mejorar la calidad de su rutina de cuidado de la piel:

Educarse a sí mismo

Siempre lea las etiquetas y haga su investigación. Busca estudios científicos y Recursos creíbles Que respalda las afirmaciones sobre la seguridad de los ingredientes. Aléjate de las marcas de cuidado de la piel que no muestran la lista completa de ingredientes.

Patch Test Nuevos Productos

Incluso los productos con ingredientes seguros pueden causar reacciones en individuos sensibles. Realice una prueba de parche aplicando una pequeña cantidad del producto en el antebrazo interno para asegurarse de que no cause irritación.